Derribando Mitos: Rebajas de renta de espacios para antenas celulares

A raíz de los numerosos contactos y reclamos recibido de parte de dueños de propiedades con arriendos de espacios para antenas que fueron contactados por la compañía Entel y/o Telefónica (Movistar) con la triste noticia de que su canon de arriendo sería irremediablemente reducido, decidimos analizar la situación y estudiar tanto el escenario general, como los métodos y los argumentos que utiliza estas compañías en esta campaña de modificación de contratos de arriendo.

“Entel busca reducir pago por arriendos de espacios para instalar antenas de celulares”. Así titula un artículo publicado el 15 de mayo del 2018 en Diario Financiero, que revisamos en el curso de nuestras investigaciones.


Dicho artículo se inicia con la afirmación de que “Ante el boom de los celulares y como una forma de mantener la calidad del servicio, las empresas de telefonía aplicaron durante años el arriendo de espacios como azoteas de edificios para instalar sus antenas. Dependiendo de la ubicación se estima que la renta podía variar entre $ 800 mil y los $ 3,5 millones mensuales”.


Continúa el artículo indicando que el negocio está comenzando a cambiar, debido a que varios administradores y comunidades han acusado recibo de una carta de Entel con propuestas que plantean una baja en el canon de arriendo.


Menciona que, según dicha carta, firmada por Francisco Javier Sprenger, subgerente del área de Gestión Inmobiliaria Integral de Sitios de Entel, la compañía está levantando en su red la tecnología 4G, indicando que “Con esta tecnología podemos disminuir en 30% las estructuras existentes de nuestra red”, y añade que “Con el cambio del entorno de su ubicación, hoy existen más edificios que hace 10 años atrás, más el bajo tráfico de la zona, el canon de arriendo no se ajusta con el ingreso de la compañía en estas estaciones base; lo que nos lleva a renegociar los contratos a un menor precio”. Además menciona que hay que considerar que, por ejemplo, aplicaciones como WhatsApp son gratis y que la mayoría de los clientes se comunican por este medio. Esto, afirma el ejecutivo, “disminuye considerablemente el ingreso para Entel”.


Luego se indica en base a algunos ejemplos que dichas bajas corresponderían a rebajas de aproximadamente del 67%, destacando además que según fuentes de la industria, las cuales no identifica, dicha estrategia se da en un contexto en donde se ha evidenciado una baja en sus ingresos.


El artículo concluye con una afirmación de don Manuel Araya, gerente de Regulación y Asuntos Corporativos de Entel, el cual justifica la baja en los arriendos que propone la empresa ante el cambio de tecnología, que ha permitido reducir el número y tamaño de las antenas que se requieren para poder dar el servicio.



En resumen


Los argumentos para rebajar renta por parte de Entel se pueden resumir en los siguientes puntos:


  1. Las nuevas tecnologías permiten reducir en un 30% el parque de antenas.

  2. Existe menor tráfico, especialmente en zonas en donde existen cambios urbanos y mayor cantidad de edificios.

  3. El uso masivo de datos ha significado una disminución del uso de los servicios de voz.

  4. A causa de los dos puntos anteriores se ha reducido el ingreso de la compañía.


Desmitificación


El primer argumento se cae por si solo frente a la abundante información de prensa y web existente, en las cuales se destaca que con la nueva implementación del 5G en los próximos años la red de antenas puede duplicarse o incluso triplicarse, requiriéndose para su implementación aumentar significativamente el número de antenas, por sobre las 28 mil antenas existentes. La Subtel ha declarado públicamente: “se requieren al menos 60 mil antenas y una inversión estimada que bordea los US$ 4.000 millones”.


El segundo argumento carece de toda lógica, los cambios urbanos y la mayor cantidad de edificios solo pueden incrementar trafico debido a la mayor demanda por densidad de población (y número de equipos conectados) y no disminuirlo tal como se plantea.


Frente a los últimos argumento de Entel nos encontramos nuevamente en contraste con la realidad, basta con observar el último informe de conectividad de Subtel entregado en abril del 2019, en el cual se indica claramente que el trafico (ya sea de voz o datos) se ha incrementado, específicamente se indica en la página web de Subtel que “Al cierre de 2018 existían 25,1 millones de abonados a telefonía móvil, con una penetración de 133 abonados por cada 100 habitantes. Del total de abonados, el 48% corresponde a usuarios con contrato, mientras que un 52% corresponden a usuarios de prepago. En los últimos doce meses registrados se sumaron 2,2 millones de nuevos contratos de pospago (alza de 22%), mientras que los usuarios de prepago cayeron en 8.000 líneas (caída de 0,1%). En cuanto al uso de la voz, esta subió 13,3% respecto del cierre de 2017, impulsado por el crecimiento del tráfico móvil-móvil, que subió 14,2% durante 2018”.



Cuestionamiento


Frente a esto, cabe preguntarse, ¿Será correcto y ético utilizar estos argumentos para conseguir disminuciones de renta?, si de acuerdo a lo que señala el mismo artículo del Diario Financiero la visión de la industria considera que la tendencia debería ser a elevar los precios de los arriendos, debido a que se requiere espacio adicional para la instalación de las nuevas antenas requeridas, tanto para 4G como 5G.


Encontrar en la web el Manual de Ética de Entel es una labor sencilla, sin embargo no encontramos en su contenido ninguna referencia a los arrendadores de sitios, lo más cercano que se considera sería en relación a los Proveedores. En el punto 3.2 de dicho manual, respecto a Políticas de Las Empresas Entel en relación a los proveedores, contratistas y distribuidores, se menciona que “se debe favorecer el compromiso a ser honestos y justos en las relaciones de intercambio con los distintos grupos de interés”. Por otra parte en el punto 3.4.1 Política de las Empresas Entel en relación a la exactitud de la información menciona que “todos los directores y trabajadores deben emplear el mayor cuidado y diligencia para asegurarse que todas las informaciones que preparen o entreguen, sean veraces, precisas, suficientes y oportunas”.


En este caso, ¿Puede entonces considerarse que se ha faltado a la ética al utilizar con propietarios que por ciertos forman parte de los grupos de interés de la compañía argumentos de renegociación que no son honestos, justos, veraces o precisos?



Campaña masiva de reducción de rentas


Lo que resulta evidente es que Entel ha diseñad