La Concepción N° 81, Of.702,

Providencia,

Chile.

  • Facebook Social Icon

November 8, 2018

Please reload

Recientes

Cesión y modificación de contratos de arriendo de Entel. Ojo con las letras chicas.

October 17, 2019

1/10
Please reload

Publicaciones destacadas

Santiago Ciudad Inteligente, ¡llegó la hora del 5G!

December 26, 2017

Santiago de Chile es el primer candidato a nivel latinoamericano a convertirse en “Smartcity hiperconectada”, este desafío implica sin embargo un gran esfuerzo y compromiso tanto del sector público como privado en un trabajo conjunto que permita hacer frente a toda la logística, la planificación y la necesidad de inversiones que requerirá la implementación del 5G en Chile.

 

El objetivo está claro: El 2020 es el año en que se debe comenzar a desplegar en Chile la red 5G “Hasta el año 2020 habrá 50 mil millones de cosas en la red – seres humanos, dispositivos, máquinas – y ese número sólo seguirá aumentando” sentenció Aicha Evans, Vice Presidente Corporativo de Intel.

 

 

Con el 91% de su población usuaria de internet y 16.7 millones de conexiones (80% de ellas móviles), de las cuales 7.4 millones correspondían al nuevo estándar 4G, Chile suma indicadores que lo sitúan en una posición de liderazgo a nivel regional en uso de tecnologías y penetración digital.

 

Un escenario que se extiende también hacia la conectividad de nuestras principales ciudades, como en el caso de Santiago, que con casi un 98% de cobertura 4G parece tener credenciales para ser considerada una segura candidata a entrar en la categoría de Ciudad Inteligente (Smartcity), dado que posibilita todo el espectro de necesidades y actividades de las personas, y es un ambiente propicio para la productividad de las empresas, la generación de negocios y el emprendimiento.

 

 

Por detrás de esta primera impresión, autoridades y experto coinciden en destacar que queda mucho por hacer para lograr una transformación tecnológica y digital efectiva de las ciudades chilenas, diagnostico que centra el problema en los déficit en materia de conectividad y redes, evidenciando que el actual parque de infraestructura de Chile no está en condición de responder a los aumentos de demanda que implica el desarrollo tecnológico del país, y también refleja que los actuales niveles de inversión en este campo no están a la par de las necesidades que requiere el desarrollo de las nuevas tecnologías en Chile.

 

 

¿Qué es el 5G y cuáles son sus alcances prácticos?

 

Nos parecen lejanos los años donde solo usábamos redes celulares para llamar y enviar mensajes de texto y eso que solo debemos remontar a  fines de los 90, luego crecieron las pantallas y llegaron los colores, y la necesidad de compartir el mundo tal como lo vemos se hizo realidad, y así nació el 3G, hace apenas unos años, al fin, se difundieron las redes sociales, los videos y el streamingy el 4G tuvo que venir a salvarnos.

 

Y ahora con los requisitos de excelencia que nos plantea la nueva era digital, El 4G ya nos está quedando chico y tendremos que ir por el 5G, sin embargo es posible este sea el definitivo, según autoridades y expertos esta red de quinta generación revolucionará profundamente la sociedad, en tanto potenciará el internet de las cosas, los sistemas de inteligencia artificial, la robótica y la conducción remota de vehículos, y hasta podría cambiar radicalmente la forma en que nos comunicamos y relacionamos.

 

Mauricio Escobedo, gerente General de Claro Chile explicó que la red 5G “va a estar en tu hogar, va a estar en la industria, en tu trabajo, va a estar en los dispositivos que hoy comúnmente no tienen una conectividad, como son los autos y los robots de cualquier tipo que se tenga”, el ejecutivo detalló que esta red sirve “incluso para la salud, donde se necesitas monitorear dispositivos que las personas puedan tener en su cuerpo o, adicionalmente, podrás hacer cirugías a distancia, pero ya sin un médico”.

 

Lo más sorprendente y revolucionario de la tecnología 5G es que reduce drásticamente la latencia (tiempo de respuesta que tarda un dispositivo en ejecutar una orden) a uno o dos milisegundo2, desde los 30-50 milisegundos del 4G. Esto, quizá para una persona común no sea tan útil ni relevante en el día a día, pero a muchos de los aparatos que posiblemente esa persona utilice a futuro (como cámaras, electrodomésticos y autos inteligentes, dispositivos de calefacción, etc) si le será de tremenda utilidad. Debemos imaginar una red que permitirá, por ejemplo, vehículos autónomos a control remoto viajando por nuestras carreteras a 120km/h y que necesitan redes con respuestas extremadamente rápidas y eficientes para evitar accidentes.

 

En cuanto a velocidad, la red 5G promete romper el umbral de 1 Gbps (gigabit por segundo). Esa es la velocidad que, según el aparente consenso de la industria, podremos alcanzar y superar con una conexión 5G. Esto es 10 veces más rápido que el 4G en Chile en sus inicios (alrededor de 100 mbps) y tres veces mayor que el inicio del “4G+”, un avance tecnológico presentado el año pasado y que se obtiene combinando las dos bandas que actualmente se usan en Chile para ofrecer 4G.

 

Pero ojo, la nueva tecnología 5G sigue en desarrollo y recién a mediado de 2017 se empezó con los primeros experimentos oficiales, Por ejemplo, Telefónica y Ericsson, hicieron la primera demostración mundial de conducción remota con 5G, con un vehículo ubicado en un pista a 50 kilómetros de distancia, el experimento confirmó la rapidez y los bajísimos tiempos de respuesta de la tecnología. “Se puede ver claramente que cuando se utiliza una conexión 3G o 4G pareciera que el conductor está totalmente borracho, pero el 5G nos permite conducir en forma remota perfectamente”, declaró Paul Wilford, experto de Nokia Bell Las.

 

 

¿Qué falta para la llegada del 5G en Chile?

 

Como ya dijimos se calcula que la quinta generación del internet móvil no llegará a manos de los chilenos hasta por lo menos el año 2020, teóricamente para empezar con la implementación de la tecnología solo faltaría conocer la resolución de la 3GPP, el organismo internacional a cargo de la definición de un estándar universal para la tecnología 5G, sin embargo siendo realistas el cambio que implica esta tecnología aún está lejos y falta bastante para su real implementación, en muchos países (incluyendo Chile) aún no hay una discusión oficial respecto las bandas del espectro electromagnético sobre las que esta nueva tecnología funcionaría, solo se sabe que el avance requiere bandas “altas” (sobre los 10Ghz) lo que en sí presenta algunos desafíos.

 

Uno de los temas fundamentales a considerar es que la tecnología 5G requiere una mayor densificación de los puntos de emisión de la señal, las antenas de nueva tecnología trabajando a frecuencia más alta  tendrán una menor propagación de señal, según Roberto Muñoz, Gerente General de Telefónica, “si en 4G ya hay 10 mil antenas instaladas, para 5G se necesitarán probablemente 40 mil, ya que la tecnología funciona con mayor densidad de radiobases, pero de un tamaño más reducido”.

 

Todo lo anterior se traduce en un despliegue de nuevas infraestructuras, y en ese sentido debemos considerar el rol fundamental de las instituciones en cuanto a entregar facilidades a las operadoras para poder construir una gran cantidad de antenas en plazos razonables, de todas formas, las operadoras aseguran que seguirán los avances sobre la red actual, aún se debe terminar la implementación definitiva del 4G y se seguirá mejorando esta tecnología para acercar su rapidez al famoso umbral de 1Gbps, lo cierto es que la llegada de nuevas tecnologías no implica que se desinstalen las tecnologías anteriores, las que generalmente siguen operando con normalidad, de hecho hoy en día después de casi 20 años de su implementación, la antigua red 2G aún sigue instalada y funcionando de forma paralela a las redes 3G y 4G.

 

La red 5G simplemente se sumará a las otras redes existentes y probablemente se necesitarán muchos años para completar su instalación a lo largo de todo el país, este proceso de innovación tecnológica, tal como lo hicieron anteriormente el 3G y el 4G, impulsará nuevas inversiones y la creación de nuevos empleos, de la misma forma producto del fortalecimiento del parque de infraestructuras se verá incrementada la importancia y el valor estratégico de todas las estructuras existentes, las que seguirán operando con las tecnología 2G, 3G, 4G y a futuro adicionalmente con 5G.

 

Santiago de Chile tiene la oportunidad de ser una de las primeras ciudades inteligentes de América y la implementación del 5G ya es un objetivo claro tanto para tanto para las instituciones como para las grandes compañías de telecomunicaciones que operan en Chile, Telefónica por ejemplo ya declaró que pretende ser la primera a implementar y comercializar la nueva tecnología en el país, al parecer la carrera al 5G ya ha empezado!